Las inspecciones técnicas en carretera

Las inspecciones técnicas en carretera y la obligación de estiba y amarre de las mercancías en el camión

En esta tercera entrada voy a introducir un nuevo enfoque sobre la obligación de que las mercancías estén debidamente amarradas en el camión. En esta problemática no puede olvidarse la importante labor de vigilancia que deben desempeñar las autoridades competentes en orden a hacer cumplir las exigencias legales de estiba y amarre de las mercancías transportadas.  Dicha supervisión tendrá lugar en cada país según las competencias atribuidas por sus ordenamientos a sus respectivas autoridades.

inspección

inspección

Ahora bien, dicha actuación resulta directamente condicionada por la nueva Directiva 2014/47/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 3 de abril de 2014 relativa a las inspecciones técnicas por carretera de vehículos comerciales que circulan en la Unión. Se trata de una normativa que tiene como objetivo establecer las bases sobre las que los países miembros deben llevar a cabo las inspecciones técnicas en vehículos comerciales, con el fin de garantizar que los vehículos estén en las mejores condiciones para circular y se minimicen los peligros propios de la seguridad vial. En tal sentido, uno de los aspectos en los que más incide la normativa europea es en la sujeción de cargas al camión. Dicha relevancia se advierte, en términos programáticos, cuando proclama que la sujeción de la carga es fundamental para la seguridad vial y apuesta por que todas las partes implicadas en el proceso logístico han de velar por que la carga vaya adecuadamente empaquetada, estiba y amarrada en el vehículo apropiado.

La relevancia de la Directiva comunitaria se aprecia, no obstante, en que no se limita a proclamar dicho objetivo sino que establece instrumentos legales dirigidos a conseguir que las mercancías estén debidamente sujetas al camión en aras de alcanzar una mayor seguridad vial. En efecto, la norma comunitaria establece que el personal que realice inspecciones técnicas en carretera deberá poseer la formación y cualificación necesaria para poder efectuar las inspecciones eficientemente. Es decir, las autoridades competentes deben contar con la formación y cualificación adecuada para poder llevar a cabo este tipo de labores de inspección. Dicha exigencia es lógica porque la Directiva también prevé que los estados miembros impongan sanciones por infringir las exigencias previstas en dicha normativa. El establecimiento de sanciones obliga a que las autoridades extremen su atención sobre la necesaria formación de sus cuadros a fin de que puedan conocer qué tipo de incumplimientos logísticos constituyen las infracciones merecedoras de sanción. Y esta previsión pone a su vez de manifiesto la importancia de estas cuestiones para los operadores del transporte en general y para quienes ostentan la responsabilidad concreta de la correcta estiba y amarre de las mercancías, en particular, por las consecuencias económicas que la imposición de dichas sanciones puede conllevar. No se tratan, en modo alguno de meras infracciones de tráfico, sino que se generan por la inobservancia de una normativa adicional que los vehículos comerciales deben cumplir, además de a la que están obligados por su condición de vehículos de motor. Las consecuencias económicas, por tanto, pueden ser mucho más gravosas que las meras infracciones de tráfico, por lo que los operadores de transporte tienen que estar mucho más atentos a partir del momento en que dicha normativa europea comience a aplicarse.

La cuestión, por tanto, que debe dilucidarse inmediatamente es cuándo resulta aplicable dicha nueva normativa y cuándo las autoridades competentes van a poder imponer sanciones pecuniarias por la inobservancia de las nuevas exigencias previstas en dicha normativa. La Directiva ya ha entrado en vigor. Sin embargo, no tiene aplicación práctica hasta que los estados miembros la transpongan a sus respectivos ordenamientos. Dicha adaptación la deberán hacer a más tardar el 20 de mayo de 2017, si bien es cierto que para que los operadores tengan tiempo de adaptarse al nuevo escenario legal, se establece que los estados miembros deberán aplicar dichas disposiciones a partir del 20 de mayo de 2018. En síntesis, por tanto, la normativa europea debe ser incorporada en los ordenamientos de cada país en el plazo máximo de 10 meses a contar desde el momento en que estoy redactando esta entrada. Los operadores del transporte tienen que ser conscientes de que a partir de entonces a los estados miembros de la Unión Europea no les va a quedar otro remedio que implementar los medios necesarios para imponer sanciones en caso de que no se observen las nuevas exigencias legales de carga y amarre. Conviene recordar, además, que ello no impide que algunos países de forma unilateral empiecen a imponer tales sanciones con anterioridad al plazo en que deba implantarse el nuevo régimen sancionador. Y una vez que esto suceda, el efecto contagio hará lo demás, ya que todos los países se verán de alguna forma obligados a hacer cumplir estas nuevas exigencias.

carretera

carretera

Para otra posterior entrada quedan pendientes muchos temas de gran interés que propicia la nueva normativa europea: cuáles son esas nuevas obligaciones de amarre, qué nuevos instrumentos se prevén para determinar la correcta sujeción de las mercancías, cómo se gradúan las infracciones o cuál debe ser el importe de las sanciones que se deriven de las mismas. Todos esos temas los dejamos para otro momento. Por ahora, creo que es suficiente con alertar sobre la inminente aplicación de una normativa europea que va a cambiar de forma drástica las exigencias legales de carga y amarre de las mercancías en los camiones, alerta que debe extenderse tanto a los operadores del transporte como a las autoridades públicas competentes que son quienes pueden conseguir que la normativa se aplique realmente, en aras a mejorar la necesaria seguridad vial, mediante un sistema de inspecciones y sanciones adecuado.

Responsabilidad del transportista en la estiba

En esta segunda entrada voy a tratar de analizar el caso contrario al que expliqué la semana pasada:

Los supuestos en los que el transportista es quien tiene la obligación de estibar y amarrar la mercancía en el camión para que pueda se transportada adecuadamente y llegue a destino en perfecto estado.

Transportista

Transportista

Es cierto que, en principio, es el cargador quien debe encargarse de estibar y amarrar las mercancías, con base en el art. 20 de la Ley 15/2009 de la Ley de Contrato de Transporte Terrestre, como

se expuso en la primera entrada. Pero también es cierto que este régimen en el que el cargador es el responsable de la adecuada estiba y amarre de las mercancías, y de los daños que estas puedan sufrir cuando se produzcan por una errónea estiba, se excepciona cuando se trate de un transporte de paquetería o cuando las partes hayan pactado que sea el transportista quien lleve a cabo dichas labores.

En la entrada de hoy nos vamos a centrar en el supuesto de que las partes han acordado que sea el transportista quien se encargue de estibar y amarrar las mercancías en el camión. En este sentido, la mencionada disposición establece que dicho pacto deberá acordarse de forma expresa antes de la efectiva presentación del vehículo para su carga o descarga.

Esta obligación del transportista emerge, en primer lugar, siempre que el acuerdo se haya suscrito con anterioridad al momento de la carga. Se pretende así evitar los pactos inducidos o actuaciones de hecho por las cuales los transportistas, exigidos por las circunstancias, se ven obligados a cargar las mercancías en el camión a pesar de que no se ha pactado así ni lo quieren hacer porque es que incluso, carecen de los medios y de la formación adecuada para poderlo hacer. Nos estamos refiriendo a situaciones de distinta índole en las que el transportista prefiere llevar a cabo esta labor porque el cargador hace todo lo posible para que el transportista actúe así, al demorarse en la puesta a disposición de las mercancías, utilizar pocos operarios para realizar tales labores o incluso, u ordenárselo al transportista de viva voz aun sin tener derecho a ello.

Pero además, en segundo lugar, el pacto celebrado con antelación a la fase de la carga, debe contener una aceptación expresa del transportista de que se va a hacer cargo de la estiba y amarre de las mercancías en el camión, pacto del que se pueda desprender con nitidez que el transportista es el responsable de llevar a cabo tales tareas. Lógicamente la realización de dichas tareas deberá hacerse a cambio de la consiguiente retribución y hará necesario que el conductor disponga de los instrumentos y conocimientos precisos para poder llevar a cabo dichas labores de estiba.

Por lo tanto, para que el transportista tenga que llevar a cabo la estiba y amarre de las mercancías deben cumplirse estos dos requisitos. La mejor forma de acreditarlo es que dicho pacto se plasme en la carta de porte que documente el envío, o, en su defecto, en un email o similar en el que quede debida constancia del acuerdo alcanzado. Solo de esta forma resultará incuestionable que el transportista es quien debe hacer las labores de carga y estiba, y no habrá dudas sobre quién recae la responsabilidad en el caso de que las mercancías sufran daños causados por la mala estiba.

Para ilustrar esta conclusión resulta interesante traer a colación una reciente Sentencia del Juzgado de lo Mercantil de Murcia de 8 de octubre de 2015 en la que se atribuye al transportista la responsabilidad por los daños sufridos por las mercancías transportadas, por entender que la operación de trincaje realizada, es responsabilidad del transportista que hizo el viaje. La peculiaridad de la mencionada resolución judicial es que hace responsable de tales daños no sólo a la empresa transportista efectivo que amarró indebidamente las mercancías y que, como consecuencia de ello, produjo los daños en las mismas, sino también a la empresa transportista que había contratado con el cliente y que fue quien subcontrató su realización al transportista que efectivamente causó los daños. Esto significa que en un transporte si el transportista está obligado a estibar las mercancías, responde de los daños que se produzcan por su inadecuada labor de amarre, con independencia de que haya sido él quien haya incurrido en dicha negligencia o sea otro transportista el autor material de dicha infracción a quien se le había encargado la realización del envío.

La conclusión, por tanto, es que el transportista, si ha pactado expresamente con el cargador que se va ha hacer cargo de la estiba y amarre adecuado de las mercancías, deben conocer en profundidad las exigencias técnicas que exige la operativa de un buen  amarre de mercancías a fin de poder  planificar, procedimentar y demostrar que su carga contratada para su transporte  está o estaba bien estibada. Y debe tener también en cuenta, que si contrata a otro transportista para que sea dicha empresa la que se encargue de hacer dicho transporte deberá vigilar que cumple dichas obligaciones de estiba y amarre, porque si no las observa, también responderá de los perjuicios ocasionados a las mercancías a pesar de que no haya sido quien los haya causado materialmente.

La responsabilidad del cargador en la estiba y amarre de las mercancías en el camión

Voy a comenzar en nuestro blog del Instituto Telemático de Seguridad Industrial (ISTI) dedicando una serie de entradas sucesivas para tratar de resolver dudas, problemas, y ciertos equívocos en relación a la responsabilidad del cargador en la estiba y amarre de las mercancías en el camión.

¿De quién es la responsabilidad de la estiba y amarre de mercancías?

 

Creo que conviene empezar tratando de deshacer un equívoco. Muy arraigado por cierto. De forma errónea con gran frecuencia se entiende que el transportista es siempre quien debe estibar y sujetar las mercancías en el camión y, que por tanto, es el transportista quien debe responder de los daños que dicha estiba o sujeción deficiente provoca en tales mercancías o, incluso en posibles terceros perjudicados. Dicha idea está basada en el hecho de que es frecuente que en la práctica los transportistas, normalmente por razones tanto comerciales como operativas, sean quienes proceden a llevar a cabo este tipo de actuaciones.

estiba

Permítanme que les comente que dicha forma de pensar y actuar no tiene un fundamento jurídico sólido. El artículo 20 de la Ley 15/2009 de 11 de noviembre de Contrato de Transporte Terrestre establece que en los transportes nacionales la estiba y amarre de las mercancías la debe realizar quien sea el sujeto encargado de realizar la carga y descarga. Y esta obligación, así expresamente se señala, corresponde al cargador. Esto es a la empresa que ha contratado el transporte, ya cargue directamente o se lo ordene a otra empresa para que se encargue materialmente de hacerlo. La única excepción tiene lugar cuando el transporte constituye una modalidad de transporte de paquetería, en cuyo caso el art. 20.3º de la mencionada Ley sí establece que es el transportista, o su chófer, el obligado a cargar, estibar y amarrar, en su caso, la mercancía al camión. Por lo tanto, si no se ha pactado nada expresamente al respecto, corresponderá al cargador o persona o empresa que él designe, el que o la que deberá realizar la carga, estiba y amarre de las mercancías en el camión utilizado para el transporte.

Por eso permítanme de nuevo que remarque que a los cargadores, esto es, a las empresas industriales les conviene ser conscientes de que cuando contratan transportes tienen la obligación de proceder a cargar, estibar y amarrar adecuadamente sus mercancías en el camión utilizado para el transporte, de tal forma que si las mercancías sufren daños por la mala estiba, el transportista no será responsable de tales operaciones ni de los daños provocados. Sólo hay un caso en el que el transportista respondería de los daños producidos por una estiba o amarre deficiente, aunque no lo hubiera llevado a cabo: cuando lo hubiera realizado siguiendo las instrucciones del transportista. En este último caso tendrá que responder de los daños causados en las mercancías aunque, repito, no hubiera sido él quien las hubiera amarrado.

Un ejemplo reciente de estas ideas se recoge en la reciente Sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona (Sección 15ª) de 22 de septiembre de 2015 en la que se atribuye al cargador la responsabilidad por los daños sufridos en las mercancías transportadas, sobre la base de que fue el propio cargador, o más bien, una empresa contratada por él, quien cargó y amarró incorrectamente la mercancía. En el procedimiento quedó acreditado por el informe pericial que los daños se produjeron por dicha mala estiba, razón que fue la que llevó al Tribunal a estimar que era la empresa cargadora quien debía soportar tales perjuicios.

La conclusión, por tanto, es que el cargador, si no ha pactado nada al respecto con el transportista, debe por tanto, estibar y amarrar adecuadamente las mercancías. A mi entender, y para evitar posteriores sorpresas desagradables, a las empresas cargadoras les conviene conocer en profundidad las exigencias técnicas que exige la operativa de un buen amarre de mercancías a fin de poder planificar, procedimentar y demostrar que su carga contratada para su transporte está o estaba bien estibada.

Demo de contenidos Isti

¿Quieres ver cómo desarrollamos nuestros contenidos?

Ofrecemos dos vídeos ilustrativos de nuestro trabajo. Todo ello hecho por diferentes profesionales que componen el equipo humano de Isti: expertos en la materia, diseñadora pedagógica, diseñadores gráficos y expertos en modelado 3D a disposición de Isti para generar contenidos de calidad y dotar de experiencia interactiva al usuario. Desarrollamos contenidos en el campo del Transporte, la Logística y distribución y contamos para ello con toda la experiencia y el equipo de diseñadores y expertos en formación de Aragón Formación y con la experiencia técnica de la multinacional Spanset.

 

¡No dejes de pedir más información si lo necesitas!

DEMO DE CONTENIDOS E-LEARNING CON ANIMACIONES, VÍDEOS Y MODELOS 3D

DEMO DE CONTENIDOS E-LEARNING CON ANIMACIONES, VÍDEOS Y MODELOS 3D

Ofrecemos trabajos realizados desde Aragón Formación ACF con todas las posibilidades que modelado 3D ofrece paras seguir generando contenidos educativos o ilustrativos.

Ponencia de Estiba de cargas en Fundación Corell

Tenemos el placer de compartir la presentación de nuestra ponencia ayer en la JORNADA ” EL CONTRATO DE TRANSPORTE DE MERCANCÍAS POR CARRETERA, NACIONAL Y CMR” en la Fundación Corell. Agradecemos la gran acogida que tuvimos de parte de sus responsables y del público asistente.

Fernando Viñuales, Gerente de Isti, habló sobre la importancia de la estiba de cargas en el Transporte de Mercancías  por carretera y la Norma EN 12195 que tiene intención transponerse en el 2017.  Despertó gran interés en el público asistente y agradecemos enormemente la invitación de la Fundación Corell para poder tratar esta temática en la que estamos trabajando desde hace ya un tiempo.

 

Jornada Fundación Corel

Jornada Fundación Corell

Jornada Fundación Corel

Jornada Fundación Corell

 

Web Fundación Corell

Presentación Isti por Fernando Viñuales sobre estiba de cargas y Norma EN 12195

Primer curso de estiba de cargas en ACF

El pasado 25 de febrero dio comienzo el primer curso on line de Estiba de cargas en Aragón Formación, ACF,  del Plan de ocupados INAEM.  Un total de 25 alumnos se formarán con los contenidos del curso estiba de cargas Isti, con metodología formativa de ACF  e Isti. Con mucho trabajo y esfuerzo y un estilo de tutorización dinamizador y profesional, los contenidos se ponen a trabajar para alumnos en su mayoría transportistas y conocedores de la importancia de la Norma en materia de sujeción de cargas.
‪#‎cursosestibadecargas‬ ‪#‎transporte‬ ‪#‎estiba‬

CURSO AMARRES

CURSO AMARRES

CURSO AMARRES

CURSO AMARRES

CURSO AMARRES

Acuerdo Isti con Cámaras de Aragón

El pasado 8 de febrero fue un día importante para Isti learning, puesto que se firmó el acuerdo en el que el consejo de Cámaras de Aragón avala los contenidos de nuestro Curso Estiba de Cargas, dirigido para el sector del transporte apostando por la legalidad según la NORMA UNE-EN 12195, y la seguridad vial para reducir la siniestralidad de accidentes en carretera. De este modo, a la ya validación técnica por parte de Itainnvoa de los contenidos, se une el consejo de Cámaras de Aragón en el sello de los contenidos y diploma acreditativo.

Desde aquí, muchas gracias a Cámara de Comercio de Huesca por su gran disponibilidad y profesionalidad.

Lee la información completa en la página de la Cámara de Huesca

Visita nuestra página de referencia del curso para tener toda la información y contacta con nosotros para ampliar la información que consideres necesaria

http://www.cursoestibacargas.com/

firma cámara

Firma Cámara

ISTI se presenta en Logistics Madrid 2015

Tras dos días intensos en Logistics Madrid y en representación de ISTI, la nueva empresa creada junto a la multinacional Spanset. No solo presentamos la nueva empresa, sino que pudimos conocer de primera mano los últimos avances tecnológicos y de producto en el sector. ISTI, que nació como empresa especializada en desarrollo de contenidos para la formación e-learning en el sector de logística y transporte, se ha estrenado y dado a conocer al público objetivo. ¡Grata experiencia!

ISTI en Logistics Madrid

ISTI en Logistics Madrid